• De Cero A Tres Fundación A.C

La música y sus beneficios en el desarrollo de los niños.


La música está en todas partes: El primer balbuceo, el aplauso con esas pequeñas manitas, en el sonido del viento, en las gotas de lluvia, en esa cacerola que suena cada que golpea el niño y por supuesto, en esas canciones que la familia atesora,

Desde que nacemos, e incluso antes de nacer, nos vemos rodeados de música, establecer lazos de manera musical con tu bebé prácticamente se da de forma natural; la melodía en la voz de nuestra mamá, las canciones de cuna y de arrullo que nos cantan las abuelas.

¿Tienes recuerdos de cómo te cantaban de niño? ¿Cuál era tu canción favorita? ¿Cuál repetías una y otra vez?

La música es una chispa que enciende un desarrollo integral en los niños pequeños, tiene el gran poder de relajación a la vez ayuda a desarrollar habilidades de lenguaje, motricidad, cognitivas y sociales.

Juega un papel poderoso en las vidas de los niños pequeños y de sus padres. A través de ella los niños se conectan con sus sentimientos y llegan a entender y deleitarse en el mundo que los rodea. Los primeros años de vida de un niño son un periodo muy especial durante el cual los padres y los hijos pueden hacer música juntos, y pueden usar esta música para construir poderosas conexiones entre sí.

¿Cuáles son los beneficios de la música?

Aumenta el desarrollo sensorial del niño.

Así como el sabor, las texturas y los olores ayudan al desarrollo sensorial del niño, también lo hace la música. Exponer al niño a diferentes tonos puede ayudar a crear más vías entre las células de sus cerebros. Este efecto aumenta aún más cuando vincula la música a diferentes actividades como bailar.

La música levanta el ánimo

Muchos padres acuestan a sus hijos con una canción de cuna o los contienen con una canción. Así como la música puede calmar a un niño, también le da herramientas de calma a la mamá.

La música es una gran forma de expresarse, tanto para los niños como para los padres. Los niños pueden desahogar la ira, sentirse alegres, y todos los estados de ánimo. Y muchos padres descubren que cantar con sus hijos los ayuda a calmarse también.

Tip: puede usar música para indicar el tiempo de juego, el tiempo de sueño o diferentes momentos en el horario diario de su hijo, le ayudará a tener predictibilidad en su rutina.

Ayuda a construir la coordinación

Incluso si el niño aún no comprende la letra de una canción, definitivamente puede seguir el ritmo de la música. Es posible que ya haya notado que baila ciertas canciones o le gustan más piezas musicales que otras.

La música fomenta la inclinación de los niños a moverse, desarrollando sus habilidades motoras finas y motrices gruesas. Además, si el ritmo es muy entretenido, incluso puede notar que su niño comienza a saltar hacia arriba y hacia abajo, lo que ayuda con su desarrollo muscular, fuerza y ​​equilibrio.

Tip: Cuando vea a su hijo bailando, dele un tambor de juguete u otros instrumentos musicales caseros (Caserolas, tuppers, cucharones) y baile con ellos.

Aumenta el vocabulario

Aunque al principio es posible que su hijo no entienda las palabras de una canción o de una canción de cuna, desarrolla su comprensión al identificar la narración de una canción. Las canciones aportan palabras y sonidos para que el niño pueda ampliar su vocabulario e incluso decir palabras o frases que usualmente no usa.

Tip: No es solo ponerle música, es hacerles participe de lo que escuchan. Para ayudar a los niños a aprender más palabras, intente cantar sus canciones favoritas y puede alentar a cambiar las palabras de una canción para mantenerlos interesado.

Aumento de la memoria, la atención y la concentración

Al atender a la melodía y a la letra de las canciones, los niños aprenden a recordar y reproducir lo escuchado mientras se divierten cantando. Es una actividad que les encanta y que a la vez refuerza todas estas características.

Aumenta la creatividad

El intercambio musical entre el bebé y sus cuidadores es un trampolín para la creatividad y la imaginación. A los niños les encanta inventarse palabras sin sentido y nuevos sonidos para ajustarlos a canciones ya conocidas. Inventarse canciones nuevas es una manera perfecta para estimular la creatividad. Por ejemplo: “Un tallarín que se mueve por aquí, que se mueve por allá” …Lo puedes cambiar por “Un pañalín que se tiene que quitar”. Observa su rostro de diversión y en poco tiempo será el quien cambie la letra.

La música es prácticamente indispensable en nuestras vidas, seguro todo el tiempo te observas cantando las canciones de tu hijo, aun cuando él ya se encuentra dormido. Estamos rodeados continuamente por melodías y canciones, y es muy sano, bien dicen que la música es la melodía del alma, es un medio de expresión universal.

Desde que nacemos, beneficia a nuestro cerebro y, durante los primeros pasos en la vida, ayuda a nuestro desarrollo cognitivo, social, motor, emocional y del lenguaje.

No se necesitan aparatos sofisticados, todo está allí, en ti mamá y en tu bebé ¡Construyan momentos musicales juntos!

Fuente: Zero tho three

playgroupnsw.org

#DesarrolloInfantil #Música

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Pinterest - White Circle
  • Instagram - White Circle